Saltar al contenido
Mamomalia

Ginecomastia o agrandamiento de pechos en los hombres

El término ginecomastia se utiliza cuando un hombre padece un agrandamiento patológico en el tejido del seno. Tan anormal aumento suele producirse en aquellos períodos en los que los hombres sufren cambios hormonales, es decir, durante la infancia, la adolescencia o la vejez.

¿Qué es la ginecomastia?

Podemos definir la ginecomastia como el crecimiento anormal de la glándula mamaria en los hombres y niños, con mamas similares a las de las mujeres. Tal afección está provocada por un desequilibrio de las hormonas testosterona y estrógeno.

Esta anomalía puede afectar a uno o a los dos pechos y a veces lo hace de forma despareja. Bebés recién nacidos, niños en período de pubertad y hombres mayores son candidatos a desarrollar ginecomastia dados los cambios de niveles hormonales a los que se ven sometidos, si bien existen otras causas que analizaremos más adelante.

En líneas generales, no suele tratarse de un problema demasiado grave pero su afección sí puede ser difícil de sobrellevar. De hecho, es habitual que niños y hombres con ginecomastia se sientan avergonzados.

¿Cuáles son los síntomas de esta anomalía mamaria?

Los síntomas y signos del agrandamiento de pecho incluyen:

  • Dolor al palpar la mama
  • Hinchazón del tejido de las glándulas mamarias

En cualquier caso, conviene la visita a un especialista en caso de dolor o hinchazón en las mamas, dolor con la palpación y secreción por el pezón en una o ambas mamas.

Causas del agrandamiento de senos masculino

Esta anomalía mamaria está provocada por una disminución de la cantidad de testosterona si se la compara con la cantidad de estrógeno. Su causa puede ser tanto una afección que reduce o bloquea los efectos de la testosterona como una afección que incrementa el nivel de estrógeno.

Son varios los factores susceptibles de alterar el equilibrio hormonal, entre los que se encuentran los siguientes:

Cambios hormonales naturales

Tanto la testosterona como el estrógeno sirven para controlar el desarrollo y mantenimiento de las características sexuales en hombres y mujeres. Mientras que la testosterona se encarga de controlar los rasgos masculinos, como el vello corporal y la masa muscular, el estrógeno lo hace con los rasgos femeninos, entre los que destacan el crecimiento de los senos.

No debe caerse en el error de pensar que el estrógeno es una hormona femenina exclusivamente, pues los hombres también la producen, si bien lo hacen en pequeñas cantidades. No obstante, un nivel de estrógenos masculinos demasiado alto o falto de equilibrio respecto a los niveles de testosterona da lugar a ginecomastia.

Pasemos ahora a ver la incidencia de esta alteración mamaria en las distintas etapas de la vida:

  • En niños lactantes. Más del 50% de los bebés varones nacen con dilatación en los pechos debido a los efectos producidos por el estrógeno de la madre. En estos casos, lo habitual es que la inflamación de los tejidos del pecho desaparezca en torno a dos o tres semanas tras el nacimiento.
  • Durante la pubertad. La ginecomastia que tiene como causa los cambios hormonales experimentados durante la pubertad es frecuente. En casi todos los casos, la inflamación de los tejidos del pecho suele desaparecer en un período que va de los seis meses a los dos años, sin necesidad de tratamiento.
  • En hombres. La prevalencia de esta afección aparece nuevamente entre los 50 y los 69 años de edad, afectando a uno de cada cuatro hombres de esta edad.

Sustancias tóxicas

Entre las sustancias que pueden causar esta alteración mamaria se encuentran:

  • Alcohol
  • Marihuana
  • Heroína
  • Anfetaminas
  • Metadona

Medicamentos

Entre los medicamentos que pueden causar esta alteración mamaria se encuentran:

  • Antiandrógenos usados para el tratamiento en casos de agrandamiento de próstata y en ciertas afecciones
  • Esteroides anabólicos y andrógenos
  • Medicamentos para el tratamiento del SIDA
  • Antidepresivos tricíclicos
  • Ansiolíticos
  • Antibióticos
  • Tratamientos de quimioterapia u oncológicos
  • Medicamentos para el tratamiento de úlceras
  • Medicamentos para las afecciones de corazón y bloqueadores de los canales de calcio
  • Medicamentos para la motilidad gástrica

Afecciones que pueden causarla

Entre las diversas afecciones que pueden causar ginecomastia al afectar el normal equilibrio de las hormonas, destacan:

  • Hipogonadismo
  • Envejecimiento
  • Tumores
  • Hipertiroidismo
  • Insuficiencia renal
  • Insuficiencia hepática y cirrosis
  • Inanición y desnutrición

Tratamiento de la ginecomastia

El tratamiento de esta afección va a defender de un gran número de factores entre los que sobresalen su duración, su causa, su severidad y la ausencia o presencia de otros síntomas. Los pilares principales del tratamiento del aumento de mama en los varones son los siguientes:

Actitud expectante

La actitud más recomendada y más frecuente al objetivar una verdadera ginecomastia, partiendo de la base de que en la mayoría de los casos consiste en un problema fisiológico, transitorio o secundario a una causa que puede tratarse o suspenderse. Es importante tranquilizar al paciente y realizar revisiones cada 3-6 meses para observar la evolución.

Fármacos

  • Tamoxifeno. Este modulador selectivo del receptor estrogénico (SERM) es el fármaco más estudiado y el que muestra los mejores resultados
  • Raloxifeno. Otro modulador selectivo del receptor estrogénico que ofrece buenos resultados aunque sus efectos a largo plazo se desconocen
  • Otros: Danazol y Anastrozol

Cirugía

Reservada para casos de ginecomastia verdadera o para casos confirmados de cáncer de mama. Su persistencia pese al tratamiento médico supone un problema estético que merma la psicología del paciente. Existen distintas técnicas siendo la mastectomía subcutánea, la mamoplastia reductora y la liposucción las más usadas. Sus resultados desde el punto de vista estético suelen ser muy buenos.

Tratamiento preventivo de la ginecomastia

Reservado para pacientes que están recibiendo tratamiento hormonal adyuvante para el cáncer de próstata como consecuencia de la elevada incidencia de la ginecomastia en los mismos.

De hecho con el propósito de que esta alteración mamaria no constituya una causa de abandono del tratamiento, han sido propuestos tratamientos preventivos para evitar la aparición de ginecomastia, siendo las dos alternativas más usadas la radioterapia  y el tamixofeno.

Otras anomalías relacionadas: