Qué es la polimastia y cómo puede tratarse

La polimastia es una afección que en principio no es sinónimo de ninguna enfermedad grave ni va asociada a ningún otro problema, sino que supone un defecto estético poco usual entre los humanos que  tanto puede afectar a hombres como a mujeres.

¿Qué es la polimastia?

Se denominan mamas supernumerarias, mamas accesorias, mamas ectópicas o polimastia a la presencia de una glándula mamaria adicional, que tanto afecta, como hemos dicho, a la población masculina como femenina. Dichas mamas se pueden presentar con o sin pezones o sin areola.

Se trata del desarrollo de más de  una mama fuera de la normal situación anatómica. Los restos embrionarios mamarios en la axila así como en la línea perpendicular a ambas mamas hasta la raíz de los muslos son frecuentes. Se suele modificar el tejido mamario aberrante por la acción de las hormonas del embarazo y también con el inicio de la lactancia tras el parto.

Causas de las mamas supernumerarias

La existencia de más de dos mamas es poco usual entre los humanos, situándose su incidencia por parte de las estadísticas mundiales en torno a entre un 2 y un 6% de la población femenina y entre un 1 y un 3% de la masculina.

La causa de tal anomalía consiste en un desorden congénito que responde a una alteración durante el período de formación del bebé en la gestación.

El tejido mamario aberrante axilar se suele hacer visible en el momento en que se producen cambios hormonales del estilo de los asociados al embarazo y a la menstruación o en aquellos casos en los que existe un elevado incremento de peso dado que la glándula mamaria se forma no solo por el tejido mamario sino a partir de tejido graso.

También suelen hacerse visibles cuando se da un gran incremento de peso, dado que la glándula mamaria está formada además de por tejido mamario, por tejido graso.

Síntomas de las mamas accesorias

En lo relacionado con los síntomas, la polimastia puede presentar similares  cambios fisiológicos a los de un tejido mamario común. En esa línea, es posible que aparezca dolor y molestias en la zona, a lo que hay que añadir cambios de tamaño ligados al ciclo menstrual o al embarazo. Aparte, la persona que la sufre puede experimentar baja autoestima, complejos y problemas a la hora de vestirse.

Al mismo tiempo, las mamas supernumerarias son susceptibles de desarrollar enfermedades con idéntica incidencia que las mamas normales, en estrecha relación con los antecedentes del paciente.

Tratamiento de la polimastia

La corrección de las mamas accesorias pasa por extirparlas o retirarlas, para lo que se lleva a cabo una herida o incisión sobre el tejido afectado, retirando el tejido mamario, en determinados casos con un segmento de piel pequeño.

Debido a que las mencionadas mamas suelen presentarse en la axila es habitual la localización de la herida sobre un pliegue axilar para que la cicatriz sea poco notoria. Del mismo modo, durante la cirugía se recorta el exceso de piel generado por el crecimiento de la mama.

Entre las ventajas de la cirugía para abordar la polimastia destacan:

  • Su rápida recuperación
  • La mejora no solo de la autoimagen sino también de las molestias relacionadas con el ciclo menstrual, como dolor y el aumento de tamaño
  • El hecho de evitar el cáncer mamario en esa zona

La intervención normalmente la lleva a cabo un cirujano plástico y su duración será variable, en función del tipo de polimastia, del número y tamaño de las mamas supernumerarias, etc.

Otras anomalías relacionadas: