Saltar al contenido
Mamomalia

Politelia o la anomalía de tener más de dos pezones

Por extraño que pueda parecer la politelia o hipertelia es un desorden genético que consiste en que ciertas personas nazcan con más de dos pezones y  es más frecuente de lo que parece. Concretamente, afecta a uno de cada 18 mamíferos machos y a una de cada 50 mamíferos hembra, siendo en la mayoría de los casos de carácter inofensivo.

¿Qué es la politelia?

La politelia es un desorden genético que tiene como resultado que algunas personas nazcan con más de dos pezones, si bien estos “pezones accesorios” suelen carecer de glándulas mamarias.

Por lo general, se hallan en la línea mamaria que sigue a los pezones en el tórax y en dirección al abdomen. Aunque suele haber uno o dos “pezones accesorios”, se conocen casos de personas que cuentan hasta con siete pezones supermamarios. Si son de gran tamaño deben ser extirpados, aunque lo normal es que sean pequeños y que se los confunda con lunares o verrugas.

En definitiva, tal desorden consiste sencillamente en la formación de uno o de más pezones “extra” en las cercanías de los dos pezones regulares. No suelen tener relación con otros síndromes o afecciones y a menudo no son reconocidos como “pezones extra”, dado que tienden a estar poco formados y a ser pequeños.

Los seres humanos contamos con un par de mamas dotadas de sus respectivos pezones que constituyen la estructura por la que sale la leche materna. En el caso de estos pezones adicionales son solo superficiales, al no tener habitualmente tejido glandular debajo.

Causas de los pezones supermamarios

El aumento fuera de lo común del número de pezones está considerado un atavismo, recuerdo de la evolución, y como dato curioso podemos decir que tiene una mayor incidencia en los individuos de raza negra.

Así, este trastorno genético emerge nuevamente a partir de un órgano vestigial, o sea, una parte del cuerpo humano que ha desaparecido generaciones atrás por haber dejado de ser útil.

Como causas más comunes de los pezones supermamarios destacan:

  • Ciertos síndromes genéticos raros
  • Variación del normal desarrollo

Tratamiento de la hipertelia

Aunque muchas personas no precisan tratamiento para la politelia, al no producir molestia ni dolor alguno, lo cierto es que en determinados casos puede ser causa de complejos o problemas de autoestima, razón por la que resulta muy conveniente que el paciente recurra a la cirugía estética para su extirpación.

La intervención resulta muy sencilla y la pequeña cicatriz que resulta de la misma es prácticamente imperceptible, sobre todo si el pezón está desprovisto de tejido glandular debajo.

Otras anomalías relacionadas: